Logotipo Perfiles, actualidad e información social. Ir a página de inicio

Menú

A través del proyecto EnganCHADos, del Hospital de Fuenlabrada

Solidaridad con los ‘niños serpiente’ de Chad

En una remota región de Chad, se encuentra el Hospital de Saint Joseph en la pequeña población de Bébédjia. Este centro sanitario, que alguna vez estuvo al borde del cierre, ahora es un faro de esperanza gracias a la colaboración de un grupo de profesionales del Hospital de Fuenlabrada y su proyecto EnganCHADos, con el que han logrado tejer un lazo humano que trasciende fronteras y culturas, uniendo a personas con un propósito común: salvar vidas y mejorar la salud de los más vulnerables.

Por Beatriz Jiménez

18/03/2024
Niños serpiente.

El vínculo entre ambos hospitales “comenzó como una cadena de eventos fortuitos”, cuenta Daniel Huerga, especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo y una pata importante del proyecto EnganCHADos. Hace diez años, una ONG llamada Iluminafrica, impulsada por la colaboración de oftalmólogos y un obispo chadiano con vínculos en Zaragoza, abrió la puerta a una conexión que transformaría las vidas de muchas personas en Chad.

El proyecto tiene como objetivo abordar las necesidades médicas y sociales de estos niños y sus familias, y promover su inclusión. Desde que comenzó el proyecto, en un década se han desplazado más de 30 profesionales.

En cada viaje aprovechan para llevar material sanitario y medicamentos en sus maletas y dar formación al personal del Saint Joseph. También crearon la Escuela de Madres y Abuelas Rehabilitadoras, para capacitarlas y convertirlas en pilares de cuidado de sus seres queridos.

Bajo el calificativo de ‘niños serpiente’ se denomina en Chad a menores con discapacidad o enfermedades crónicas que no pueden caminar y, en ocasiones, se arrastran por el suelo y suelen ser marginados debido a supersticiones y creencias arraigadas en la cultura local.

Este grupo vulnerable es prioritario para los profesionales de la salud involucrados en EnganCHADos. “En una sociedad donde la supervivencia a menudo se rige por la ley del más fuerte, los niños con discapacidades o enfermedades crónicas con frecuencia son considerados como una carga, incluso hasta el punto de ser abandonados a su suerte”, afirma el doctor Huerga. “Ahí los menores no son lo más importante en la familia, son valorados a medida que dejan de ser niños. Si tienes un niño con discapacidad, lo normal es que lo dejen morir”.

Esta situación refleja la cruda realidad que enfrentan los ‘niños serpiente’ y la urgencia de intervenir en su nombre, señala el doctor Huerga. Por ello, el objetivo que quieren conseguir es que los menores con problemas de movilidad no sigan arrastrándose por el suelo, puedan ser más autónomos, y ese peyorativo apelativo, ‘niño serpiente’, acabe desapareciendo.

Continúa Leyendo

Cultura

La hazaña del coro de Fuentearmegil

Por Daniel Alonso

Leer artículo: La hazaña del coro de Fuentearmegil
Ecce Homo
Cultura

El Caravaggio perdido

Por Lidia Rossi

Leer artículo: El Caravaggio perdido
La actriz Meryl Street saludando al público durante la gala de los Premios Princesa de Asturias
Cultura

“La empatía es el corazón palpitante del don del actor”

Por Rafael Olea

Leer artículo: “La empatía es el corazón palpitante del don del actor”
La cantante con parálisis cerebral Miriam Fernández, mirando a cámara sonriendo.
Cultura

Miriam Fernández, la cantante con parálisis cerebral que ganó a Rosalía

Por Macarena García

Leer artículo: Miriam Fernández, la cantante con parálisis cerebral que ganó a Rosalía