Logotipo Perfiles, actualidad e información social. Ir a página de inicio

Menú

Las mujeres padecen más dolor, de mayor intensidad y duración que los hombres

Las mujeres padecen más dolor, de mayor intensidad y duración que los hombres, según se desprende del Libro Blanco Salud y Género, generando “importantes consecuencias sobre su salud física, mental y social”. Además, según los especialistas en dolor crónico, existe un “sesgo de género” que se agudiza en las mujeres mayores.

Por Servimedia

18/06/2024
Anciana.

Así se constató en el diálogo de la Plataforma Mujer y Dolor, celebrado en Servimedia con la colaboración de Grünenthal, cuyo objetivo es sensibilizar a la sociedad, a las instituciones y a los profesionales sanitarios sobre el dolor crónico en la población femenina.

En el acto, moderado por el director general de Servimedia, José Manuel González Huesa, participaron la miembro de la Junta directiva de la Plataforma Mujer y Dolor y directora Médico de Grünenthal Pharma, Ana Esquivias; la jefa de Servicio de Fomento de Redes y Centros de Excelencia de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Ana Peiró, junto a la presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), Carina Escobar.

“Las mujeres duplicamos las tasas de cronicidad y, además, con las patologías y también con la edad, se incrementa el porcentaje de población que tiene dolor crónico. Pero en las mujeres ese crecimiento de la prevalencia es exponencial desde los 30 a los 50 años, periodo en el que tenemos mucha sobrecarga social, familiar y laboral”, explicó la doctora Ana Peiró, quien también es coautora del Libro Blanco Salud y Género.

Los dolores crónicos más frecuentes en las mujeres son migrañas, dolores lumbares, la fibromialgia, trastornos de la articulación temporomadibular (ATM), artritis reumatoide u osteoartritis, síndrome de intestino irritable y dolor neuropático, según los datos del Libro Blanco.

Sesgo de género en dolor

Según la expertas, “existe un sesgo de género en el dolor", ya que cuando un hombre y una mujer tienen la misma patología, "hay una diferencia en cuanto a diagnóstico y tratamiento”. Así lo corroboró Ana Esquivias: "Lo que hemos visto y se ha estudiado es que existen estereotipos y que hay un sesgo de género". Un ejemplo es la osteoporosis, que se asocia más a mujeres, pero también hay hombres que la tienen. Sin embargo, en el caso de las enfermedades cardiovasculares, "se asocian más a hombres, cuando hay una mayor tasa de muertes de infarto de miocardio agudo" en mujeres.

La medicina personalizada puede ser "una revolución", según la doctora Peiró, "pues puede ser un factor ajustar dosis de medicamentos por sexo", y se evitarían así muchos efectos secundarios en las féminas. "De hecho, las mujeres duplicamos en efectos secundarios a los hombres", destacó.

Las ponentes del diálogo de la Plataforma Mujer y Dolor. © Esteban Mesón.

Por otra parte, para Carina Escobar, la Administración debería tener en cuenta el género al diseñar sus políticas sanitarias “con una orientación hacia el dolor de la patología crónica” porque impacta en la salud mental de la mujer que lo sufre y acaba afectado a todo su entorno familiar.

Además, las especialistas refirieron otros determinantes -sociales, culturales o económicos-, como cuidar a la familia o tener bajos ingresos, que "agudizan y cronifican" el dolor en las pacientes, y que se encuentran al margen de la biología femenina.

Respecto a los posibles orígenes del dolor crónico en las mujeres, Peiró habló de las enfermedades autoinmunes, más frecuentes en ellas y también de muchas otras patologías que se dan más en las mujeres y a las que acompaña el dolor de forma cotidiana. Pero, por el momento, la Ciencia estudia los condicionamientos biológicos para explicar las razones de mayor dolor crónico en mujeres con fibromialgia, dolor pélvico o migrañas.

Más dolor en mujeres mayores

Esta especialista reconoció que la edad es un factor que agrava el dolor cónico en las mujeres. “Si eres mujer ese retraso diagnóstico sucede, pero si eres una mujer mayor sucede más, porque se entremezcla el edadismo”. Esto significa normalizar situaciones de dolor en las pacientes más mayores que serían inasumibles en pacientes más jóvenes.

“La mujer es más longeva. Tiene más tiempo para desarrollar enfermedades crónicas más acompañadas de dolor”, pero cuenta con “una prescripción farmacológica distinta a la de los hombres” con la misma patología, detalló Peiró.

Además, Carina Escobar lamentó que la sociedad no escucha a la paciente cuando reclama o se queja de su dolor crónico "porque a la gente le molesta saber que a una mujer le duele algo".

Por último, se comentó que el Libro Blanco Salud y Género se ha presentado ya a diversas instituciones para que empiece a dar sus frutos. "Es importante que llegue a las autoridades sanitarias para que desde arriba comience a concienciarse también a la sociedad", recalcó Esquivias, quien consideró "clave" que el mensaje sobre el sesgo de género en el dolor cale en la Administración.

 

Continúa Leyendo

Varias viñetas muy coloridas unidas entre sí en las que se muestran diferentes discapacidades.
Economía

Políticas económicas y lucha contra la pobreza

Por Ana Gómez Quintana

Leer artículo: Políticas económicas y lucha contra la pobreza
José Manuel González Huesa, director de Perfiles.
Opinión

Otra ruralidad es posible

Por José Manuel González Huesa, director de Perfiles y director general de Servimedia.

Leer artículo: Otra ruralidad es posible
Luis Cayo Pérez Bueno, presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI).
Opinión

Acción representativa de la discapacidad organizada para una Legislatura decisiva

Por Luis Cayo Pérez Bueno, presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI)

Leer artículo: Acción representativa de la discapacidad organizada para una Legislatura decisiva
La actriz Meryl Street saludando al público durante la gala de los Premios Princesa de Asturias
Cultura

“La empatía es el corazón palpitante del don del actor”

Por Rafael Olea

Leer artículo: “La empatía es el corazón palpitante del don del actor”